15.12.17

Todas importan siempre porque vienen a mi vida con algo importante para mí

LAS PERSONAS QUE ENCUENTRO EN MI CAMINO


Hay personas que llegan a ti y te muestran tu luz y otras que te muestran tu sombra. Las primeras vienen a enseñarte toda la belleza que no sabías que estaba en ti. Las segundas, toda esa oscuridad y los miedos que te niegas a ver porque no confías en tu capacidad para asumirlos, porque todavía no te amas suficiente.

No dudes ni por un momento. Ambas son maestros maravillosos que te están haciendo un regalo valioso, conocerte, aceptarte, amarte. Y por ello, a todas ellas les debemos dar las gracias, porque nos ayudan a crecer y confiar. Porque nosotros también somos lo uno y lo otro y tanto en nuestra luz como en nuestra oscuridad, somos seres increíbles y enormes. Personas poderosas que no saben que tienen poder y que, por tanto, no lo ejercen. Al encontrar a otras personas, nos sincronizamos y nos proyectamos en ellas para poder aprender qué estamos evitando o dejando de afrontar.

Las personas que se cruzan en nuestro camino traen un valioso mensaje… Con gestos, con palabras, con desaires, con abrazos, con historias de amores perdidos o sin alma, con decepciones, con desencuentros, con sorpresas… Nos dicen aquello que no somos capaces de decirnos a nosotros mismos. Lo que callamos desde hace tiempo y llevamos enquistado en algún lugar de nuestra conciencia. Nos cuentan lo maravillosos que somos porque a veces no nos damos cuenta, no apreciamos nuestro talento y nuestra capacidad para compartir y ofrecer algo valioso a los demás… Nos ayudan a dar importancia a lo que nos parecía pequeño… Nos permiten hacer relativo aquello que nosotros habíamos convertido en una montaña muy alta o un obstáculo insalvable.

14.12.17

Mantener la Paz por encima de todo y dejar que el juicio se disipe.

MANTENER LA PAZ


Todo lo que da Paz es lo único que nos sirve para avanzar en la Vida.
Siempre tenemos elección e igual que elegimos estar en un estado podemos elegir estar en otro.
Por eso, lo que me sirve, lo que a mi me sirve es mantener la Paz por encima de todo.

Mantener la Paz aunque caiga el mundo,
mantener el Corazón en calma.
Mantener la Paz ante el horror y el muro
que impide que el Amor transite al Alma.

Mantener la Paz incluso en el ojo
del huracán devastador de la miseria.
Mantener arrinconados la ira y el enojo,
que la rabia nunca nos conduzca a la guerra.

13.12.17

Para que se borre mi guión estructurado y perfecto de todo lo que debe pasar

LLUEVE

Llueve en mi mundo hoy. Es una lluvia fina que no se cansa de recordar y medir, de observarlo todo con ojos de búho triste, esperando una señal para respirar y descansar… Para que sepa que toca renovarse y sacar al sol los trapos viejos y lavarse la cara, la otra cara… La verdadera cara… 

Llueve con unas ganas lentas, como si quisiera borrarlo todo sin dolor ni aspaviento y sin que te dieras cuenta se hubiera llevado los tatuajes del alma y los momentos de angustia. Llueve bordando cicatrices y bailando sobre los cristales rotos y las muecas amargas que necesitan risas. 

Llueve y me vienen aromas pasados y rutinas que se me incrustaron en el día a día y que en algún momento desaparecieron, nadie sabe cómo ni por qué. Intento recordar cuándo dejé de hacer esto o aquello, cuando dejé de pasar por aquella calle y de visitar aquella tienda en aquella plaza… Y las personas, las que se fueron. Algunas se fueron un día concreto, a golpe seco, como si la vida las barriera. Otras se fueron borrando poco a poco hasta que dejaron de tener sentido en este nuevo pedazo de vida. Lo que hoy nos parece dogma, mañana es recuerdo, es aroma, es nada.

La vida siempre te astilla el sillón cuando te acomodas para que sepas que hay que moverse y levantarse. Para que tengas que dejar de pasar por esa plaza y cambies de caras y tal vez un día como hoy vuelvas a verlas, a rescatarlas y te des cuenta de que no las echabas de menos pero, a tu modo, sigues amándolas.

12.12.17

Hacer de la propia vida y de la relación con uno mismo algo placentero

¿ATIENDES TUS NECESIDADES?


En mi opinión, no están del todo acertados aquellos que anteponen la atención al prójimo a la atención a sí mismos.
Atender a los otros prioritariamente suena como mucho más cristiano, más amoroso, más abnegado, y de un sacrifico que requiere cuanto menos la adjudicación a perpetuidad de una parcela en el Cielo.

Algunos dicen “pues yo sacrifico todo por los demás” y se ponen una medalla, o se ponen una aureola dorada que flota sobre su cabeza con la misma delicadeza que lo hacen sobre los Santos.

Está muy bien ayudar al prójimo, muy bien atender y resolver sus necesidades, muy bien la entrega y dedicación, muy bien todo cuanto se les pueda ofrecer… si al mismo tiempo uno se atiende a sí mismo y a sus asuntos con la misma diligencia e intensidad.

“Amarás al prójimo COMO a ti mismo”. “Como” significa “en el mismo modo o manera”. O sea, que amarás al prójimo del mismo modo que te amas a ti y le amarás de la misma manera que te amas a ti. Y “Como” se interpreta también en el sentido de igualdad, o sea, “Amarás al prójimo en la misma cantidad –o igualmente- que a te ames a ti”.

Por lo tanto, no puede cumplir este mandato quien no se ama a sí mismo, quien no atiende sus propias necesidades, quien se descuida, porque entonces no estaría amando al otro, sino que se convertiría en una especie de servil esclavo, y no estaría atendiendo de corazón al otro si no se está atendiendo a sí mismo, y no estaría cuidando bien al otro quien no es capaz de cuidarse a sí mismo.

11.12.17

Que mires con otros ojos y disfrutes del gozo de ver crecer la simiente

PUENTES Y CANALES


La única manera de hallar la felicidad es buscando siempre acercamiento de posturas...
calzarse las botas del otro y no ver nunca separación entre los demás y tú.... 
Pues todos somos Uno...y lo que afecta a la unidad afecta a la pluralidad...
Por eso, tendamos siempre puentes entre tu diferencia y mi diferencia...
que al final ...son la misma cosa.....

¿Cuántas maneras hay
de unir los puntos
que hacen del mundo
lo que creéis que es?
Y en lo que pensáis,
¿Cuánto hay de puro
y cuánto de absurdo
si no lo juzgáis?

7.12.17

En el fondo, un milagro es eso, un cambio de percepción de las cosas…

LA FÓRMULA DEL ÉXITO

Un día alguien le preguntó al sabio cómo había llegado tan lejos y él le dijo que seguramente es porque todo en la vida le había resultado muy complicado…

El sabio le dijo que la ventaja seguramente era que mientras sucedía todo, no sabía que iba ser así de duro y no pensaba demasiado en ello porque creer que iba a ser difícil no le ayudaba a seguir adelante…

Había visto que la gente que se queja siempre se queja y la que no se queja a menudo deja de tener razones para quejarse. De manera que observé qué hacían aquellos que vivían una vida como la que yo soñaba y empecé a imitarles…”

Debió ser frustrante ¿verdad?

La verdad es que no, ni frustrante ni lo contrario. Emocionante, tal vez. A medida que todo me salía al revés, me percaté de que era mejor no hacerse demasiadas conjeturas de cómo deseaba que salieran las cosas, no agarrarme a los resultados, no esperar nada de nada ni de nadie… Curiosamente, cuando dejé de esperar cosas buenas del mundo y dejé de juzgar si lo que le pasaba era bueno o malo, todo empezó a cambiar. Cuando descubrí que en el fondo no tenía que esperar a recibir nada porque era capaz de conseguirlo todo por mí mismo, la gente empezó a darme lo que nunca me había dado, como si lo hubieran acumulado durante años… La verdad es que me había pasado la vida esperando que los demás me amaran porque yo no me amaba, cuando me acepté y amé tal y como era dejé de mendigar amor… Me sentí libre para estar con las personas sin exigir ni chantajear, sin pedir que me dieran lo que yo mismo me negaba, sin buscar un lugar donde no estorbar.Descubrí que yo era mi refugio… 

5.12.17

El problema no es lo que elegimos, sino todo a lo que renunciamos al elegir

LA PARADOJA DE LA LIBERTAD

Cualquier pregunta con solo dos opciones de respuesta, sí o no, parece fácil de responder. Pero si tenemos que argumentarlo, la cosa se complica. Si nos preguntaran, ¿eres libre? Podría responder que sí. Que soy libre porque puedo hacer lo que quiera. O que no, que estoy limitado por mi condición física o por las restricciones morales de la sociedad. Ambas respuestas son verdaderas, pero contradictorias. ¿Cómo puedo ser libre y no serlo en las mismas condiciones? ¿Cómo podemos ser todos libres si queremos cosas opuestas? La paradoja de la libertad no es fácil de resolver.

En la actualidad, el liberalismo y la globalización, principalmente, han contribuido al aumento de la oferta y la demanda. En cualquier supermercado encontraremos multitud de alimentos, incluso fuera de temporada. Las opciones de ocio se han incrementado. Cada día surgen nuevos negocios que nunca habríamos imaginado. Estos cambios han hecho que podamos elegir entre más opciones. La respuesta ha sido considerar que al tener más opciones somos más libres. Pero, ¿es esto verdad?

La paradoja de Odiseo

4.12.17

Y reconforta saber que no hay nada que hacer, que no hay que hacer nada

SI NOS DAMOS UNA TREGUA


Cuando crees que estás en la Senda, sucede, a veces, que la “realidad” te atropella y te devuelve a la casilla de salida...pero no es la misma casilla ni la misma salida porque a pesar de todo lo que podamos creer, es inevitable que avancemos...
A veces debemos darnos una tregua a nosotros mismos y no ser tan exigentes...
debemos ser pacientes...porque este es el único modo de avanzar...
_______________________

Acaba de atropellarme esa realidad
de la que creo escaparme y que me atrapa.
Acaba de arrasarme con total impunidad
haciéndome sentir que mi alma derrapa.

Yo que hice acto de subsanación.
Yo que creí estar por encima de “to”
ahora extiendo los brazos en señal de rendición,
me pido perdón y acepto ver la repetición de la jugada.

1.12.17

Crecemos en proporción a lo capaces que somos de mostrar lo que ocultamos

UN ELEFANTE EN TU SALON

No lo ves pero está ahí. Es tan grande que crees que es el camino pero en realidad es el muro que has construido ante él. Crees que es tu pedazo de mundo y es sólo una especie de salvapantallas que te has puesto para no ver lo que duele y molesta. 

Lo que no quieres asumir, ni tan siquiera ver, es tan grande que se confunde con el paisaje y lo distorsiona todo. Confundes al personaje que te has inventado para soportar tu vida con la esencia de ese ser inmenso que eres en realidad y que no sale nunca a pasear porque le asustan las críticas y las miradas. Pones precio a tus ganas y pegas tus alas a la espalda para no caer en la tentación si en algún momento la libertad te alcanza y una necesidad enorme de desplegarlas invade tu cuerpo…

Vendes tu tiempo para poder sobrevivir y mueves los pies un par de veces y ya te crees que bailas, que corres, que vuelas… No vuelas, ni siquiera te levantas un palmo, estás en tierra, con las piernas inmóviles y crees que has despegado. Confundes el primer rellano con la cima, el arroyo con el mar, el roce con el cariño y tomas tu miedo y lo conviertes en dogma, en realidad, en una verdad incuestionable que no es más que una frase prestada de un tuit que suena bien… ¿Sabes? Muchos tuitean sobre la vida de otros porque les asusta mirar la propia… Muchos tuitean sobre la suya para que brille más que la de los demás porque es muy opaca y vacía, porque no se reconocen ni se aman… Muchos tuitean sobre vidas que nunca han vivido nadie, pero que nos gusta creer que sí.

Hacemos lo que sea para no tener que ver nuestra oscuridad, para no tener que compartir mesa con nuestra sombra… Y al final, caemos siempre en hacer lo que criticamos y nos encontramos cazados por nuestras propias trampas. No nos hemos dado cuenta de que aquello que no queremos reconocer, es lo que nos va a sacar del agujero en el que nosotros nos hemos metido.