20.1.17

Desear es el primer paso para avanzar hacia lo que nos hace felices

EL DESEO: La energía del alma

 
Deseo: Movimiento afectivo hacia algo que uno quiere.

Uno se imagina al deseo con alas. Con enormes alas que sean capaces de acercarnos a aquello que constituye la razón de conseguir lo que sentimos que necesitamos para estar bien, con una intencionalidad cargada de ternura dispuesta a llegar al corazón de su destino.

El deseo es tan necesario como la propia vida. Se trata de un ímpetu majestuoso que va calando hondo en las entrañas hasta que invade mente y alma. Un etéreo vapor de estrellas que incita a la búsqueda de aquello que vaga incandescente por nuestro interior. Sin deseo no existe nada, se muere lentamente y ninguna cosa peor que vivir en un estado moribundo.

El mejor indicativo de que aún seguimos llenos de ilusión por nuestra existencia es precisamente desear. No importa qué. Pero desear.

19.1.17

Ahora a implicarse en esta gran aventura que es la vida. Y a ver.

APRENDER A VER


Estar en un Camino de Desarrollo Personal requiere una atención distinta a la vida y, sobre todo, a uno mismo.

Si uno no sale de su rutina y no se permite investigarse, experimentarse, y arriesgarse, o si uno no deja de pre-suponer, no tendrá adelantos significativos, porque con la misma forma de mirar de siempre seguirá viendo invariablemente lo mismo.

Este Camino es muy recomendable hacerlo del modo que se denomina “Mirando con ojos de marciano”. Esto se refiere a mirar las cosas del mismo modo que las miraría un marciano que llegar por primera vez a la Tierra y que, al desconocerlo todo, al verlo todo por primera vez, tiene que hacerlo todo con atención, comprobar, verificar, observar con detenimiento. Todo es nuevo y lo ve sin ningún tipo de pre-juicio o condicionamiento.

Se comprueba entonces que las cosas son como son y no como nosotros pre-suponemos o creemos que son.

Es interesante aprender a ver las cosas y a las personas sin asociarlas a un nombre, a una idea, o a un concepto.

18.1.17

Para convertirte por fin en ese ser libre y maravilloso que realmente eres

TIENES QUE ESTAR SOLO


Tienes que estar solo. No siempre, pero sí ahora.

Sabes que te hace falta, aunque huyas de esa idea y te asuste quedarte contigo mismo… Precisamente por eso, tienes que estarlo. Siempre tenemos que acercarnos a conocer lo que nos da miedo, para saber por qué y afrontarlo. Si no, le cedemos las riendas y nos dejamos caer sin saber a dónde vamos.

Tienes que estar solo porque te da miedo estar solo. Aunque tengas personas alrededor que te quieren, necesitas encontrarte a ti para saber quién eres.

Es la única forma de notar por dónde entra el frío en tu casa y hacerte cargo de los muebles rotos. La única forma de saber cómo entra la luz y por qué se pierde… Qué pusiste delante para ocultar tus rincones más sucios y oscuros y qué escondes en ellos…

Tienes que estar solo un rato que parecerá eterno al principio para descubrir que la eternidad es momento en el que bajas la vista y te ves los pies y te preguntas por qué están parados y muertos… Para mirar en el espejo que nunca miras y verte a ti con tanto miedo a mirar que apenas se te dibujan las facciones…

17.1.17

Nos queremos porque somos personas valiosas ya desde que nacemos.

EL TREN DE “SER FELIZ” NO PASA POR LA ESTACIÓN DE “SER EL MEJOR”

Ser el mejor se ha convertido, en esta sociedad en la que vivimos, en uno de los objetivos más importantes de casi cualquier persona. Ya desde que somos niños, empiezan a evaluar con notas numéricas nuestro desempeño en distintas áreas, sin tener en cuenta si nos gusta o no lo que estamos realizando.

El que consigue ser un diez o un nueve en casi todo, se convierte en “el mejor” y eso le lleva a ganarse merecidamente, la aceptación y el aplauso de los que haya a su alrededor.

Lo normal es que esa aprobación de los demás le haga sentirse muy bien consigo mismo ¿A quién no le gusta que le reconozcan sus méritos y se le valore por lo que ha conseguido?Muy al contrario, aquel que no se desempeña de forma sobresaliente en aquello en lo que todo el mundo debería ser bueno o muy bueno, acaba atrayendo los desprecios de sus compañeros, de los profesores e incluso de los propios padres. Progenitores que dan reprimendas o le imponen castigos a su hijo: al no haber conseguido ser el mejor, nunca podrá convertirse en un “hombre de provecho”.

Ser el mejor para ganar autoestima

16.1.17

Dejo en tus manos mi corazón mientras aprendo el sendero del Amor.

AL MENSAJERO DE LAS ESTRELLAS

Podéis ponerle el nombre que queráis...para mi es el Mensajero de las Estrellas,
incluso a veces lo llamo Navegante de Estrellas....
Es la luz del Ser en camino...es lo que somos cada uno y todos....
El mensaje siempre llega...pues todo lo que existe es Amor....y solo eso....
El resto son elucubraciones...

AL MENSAJERO DE LAS ESTRELLAS

Espero tu mensaje, Navegante de Estrellas.
Tal vez pagué el peaje o tal vez di la vuelta.
La carretera se hizo tortuosa
y transcendí en la vereda.

Quemé cartas y embustes...quizá mantuve alguna
que la conciencia destruye ahora en tiempo de cura
pues sana siempre el corazón
dando luz a lo que está a oscuras.

13.1.17

Disfruta de tu tiempo aquí con pasión. Haz que sea interesante.

CONSEJOS DE UN HOMBRE QUE VA A MORIR

Sólo tengo 24 años, pero ya he elegido la última corbata que me pondré. Es la que me pondré para mi funeral en unos meses más. Creo que no combina con mi traje, pero me parece perfecta para la ocasión.

El diagnóstico de cáncer llegó muy tarde, ni siquiera me dio la esperanza de vivir una larga y vibrante vida. Pero me di cuenta de que lo más importante de la muerte es mostrarte que debes dejar este mundo mejor de lo que lo encontraste.

La forma en la que he vivido mi vida hasta ahora, mi existencia o mejor dicho el fin de ella, no importará porque he vivido sin hacer nada significativo.

Antes había tantas cosas que ocupaban mi mente. Pero cuando supe cuánto tiempo de vida me quedaba, se me hizo muy claro qué cosas son realmente importantes.

Así que te estoy escribiendo por una razón egoísta. Quiero darle sentido a mi vida compartiendo contigo las cosas que he descubierto:

No pierdas tu tiempo en un trabajo que no disfrutas. Es lógico pensar que no vas a ser exitoso en algo que no te gusta. Paciencia, pasión y dedicación vienen fácilmente cuando amas lo que haces.

Es una tonteria temer a la opinión de los demás. El miedo te debilita y te paraliza. Si se lo permites, crecerá más y más cada día, hasta que estés completamente invadido por ella.Escucha tu voz interna y síguela. Algunos te llamarán loco, pero otros te llamarán “leyenda”.

12.1.17

Ser sencillos de pensamiento y saber qué es lo importante

EL SECRETO PARA SER FELIZ

Saber apreciar las cosas sencillas de la vida


Las cosas sencillas de la vida son como esas estrellas que relucen en las noches despejadas. Siempre están ahí, rodeándonos, ofreciéndonos su magia sutil; sin embargo, no todos los días nos detenemos a mirarlas ni recordamos que existen.

Sólo cuando nos faltan, sólo cuando la vida nos da un pequeño o gran revés, apreciamos de golpe lo que de verdad edifica nuestro corazón, lo que constituye cada una de esas cuerdas internas que dan música y sentido a nuestra existencia.

Las cosas sencillas, amables y discretas forman día a día la orilla de nuestra vida, ahí donde yacer en los días de tormenta y donde todas nuestras alegrías cobran sentido.

Hay quien suele decir que cuanto más sencilla sea nuestra forma de existencia menos preocupaciones tendremos y menos errores cometeremos. Ahora bien, cada cual es libre de complicarse la vida tanto como desee, todos tenemos derecho a asumir riesgos, proyectar sueños y a tener un círculo social tan amplio y variado como queramos.

11.1.17

Entiende que no se trata de luchar, sino de aceptar y fluir.

INSTANTES EN LOS QUE LO TIENES TODO

Hay instantes maravillosos en que lo tenemos todo, donde cada aspecto se sostiene en un equilibrio casi prodigioso. Sin embargo, al poco esa magia se desvanece o simplemente, caduca. Es entonces cuando nos damos cuenta que al final lo importante en esta vida es estar bien con nosotros mismos, tener calma, tener paz.
Zygmunt Bauman, sociólogo y filósofo polaco nos indica que actualmente vivimos en una sociedad de consumo que nos invita a desear aquello que otros dicen que nos falta, a desechar lo que ya tenemos y a hacer un uso fugaz de lo que nos ofrecen. Nos están convirtiendo, de algún modo, en criaturas insatisfechas, en personas que valoran la inmediatez y no la calma, que anhelan lo que no poseen en lugar de apreciar lo que ya tienen.

“A veces, podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto,
toda nuestra vida se concentra en un instante”
-Oscar Wilde-

Esta cultura del desapego hace que muchas veces nos desesperemos al percibir que la felicidad  nunca llega, y si lo hace, es tan fugaz como un parpadeo, como la gota de rocío que desaparece con el sol del medio día. Es entonces cuando le echamos la culpa a los estamentos, a las esferas políticas, a nuestros jefes, nuestras familias y a esa persona que quizá nos prometió amor eterno sin saber que su concepto de eternidad no iba más allá de un trimestre.

10.1.17

Vivir es confiar en encontrar la luz en el momento de más oscuridad

HOY TE TOCA A TI


Ya lo sé, estás cansado… Es complicado seguir el ritmo de una vida que a veces parece que se rompe… A veces, incluso parece que sólo se rompe para ti, pero no es cierto. Hay millones de vidas rotas y echas pedazos que se recomponen cada día… Millones de alas rotas que vuelven a volar… Millones de árboles con ramas desnudas que vuelven a brotar…

A veces la vida te deja desnudo y la soledad más rotunda te golpea el estómago. Y no entiendes por qué y no sabes cómo. Intuyes que todo tiene un sentido y una enseñanza, pero te duele demasiado para pensar en ello…

Para los que llevan la noche dentro es más complicado encontrar un atisbo de luz… Aunque al final, creo, esa noche está ahí para que busquemos la luz con más ganas… Como si nos hubieran subido el listón de repente para que no nos durmamos a la hora de saltar…

He pensado mucho y mal, a veces… He dado vueltas en mi conciencia a los obstáculos y a las noches que llevamos metidas dentro que no nos dejan brillar y ver por dónde vamos.  Me he perdido mil veces en esas noches, en mil noches distintas, pero con el mismo perfume y angustia… Las he habitado hasta sentirme tan pequeña que nunca creí tener fuerza para abrir la puerta y salir a encontrar la respuesta. Y al final, considero que la noche se mete en ti porque la necesitas, porque necesitamos oscuridad para ansiar la luz y pisar la cuerda floja para amar la tierra firme… Y al mismo tiempo, acabar amando la noche por lo mucho que nos ha sido útil para encontrar nuestra propia belleza.